Seleccionar página

La clave para un entrenamiento efectivo y preparación física eficaces es conocerse a sí mismo.

El poder de la introspección te permitirá desarrollar un profundo sentido de compresión de todo lo que aprenderás en tu viaje.

“Es importante entender que incluso con un programa definitivo, siempre debes estar preparado para improvisar. Nadie puede hacer un programa exacto. Siempre será necesaria la intuición en el entrenamiento”.

Un entrenamiento efectivo depende de ti

Depende de ti dar un paso adelante y descubrir lo que funciona y encontrar un equilibrio entre un entrenamiento efectivo y una mentalidad intuitiva

El aficionado y el deportista ocasional

El mundo del fitness es una máquina de filtrado automático que separa a los entusiastas de los deportistas ocasionales.

Esta separación no pretende discriminar, pero es así.

El entusiasta y el deportista ocasional no piensan igual, no viven igual y, lo más importante, no tienen las mismas creencias.

Un ejemplo: un deportista ocasional siempre buscará la motivación en su entorno, pero en el caso de Tomás y José:

Dicen: “A la mierda la motivación. Cualquiera puede hacer ejercicio cuando está motivado. Lo que lleva al éxito es hacer ejercicio cuando NO estás motivado. Es lo mismo que en la carrera”.

Las reglas del juego son bastante sencillas: hay que presentarse y dedicar tiempo. Otro nivel de disciplina y fuerza que persiguen los perfeccionistas se llama fuerza verdadera.

José y Tomás describen la verdadera fuerza más allá de lo físico.

Esta afirmación no pretende desacreditar a las personas cuyo objetivo es tener un buen aspecto o hacer lo mínimo para estar sano.

Sin embargo, en 2021, el verdadero significado detrás de las palabras fuerza y salud ha evolucionado de forma cruda y filosófica.

Si aún no te sientes inspirado al leer esto, he aquí por qué deberías estarlo.

Como José describe la fuerza física: “Para mí, la verdadera fuerza física es la capacidad de navegar libremente por este mundo. Es tanto la fuerza libra por libra como la fuerza absoluta. Una combinación de potencia, equilibrio y movilidad”.

Aunque muchos de nosotros no incluyamos ni el equilibrio ni la movilidad en nuestro entrenamiento, estos aspectos forman parte, sin duda, de la ecuación cuando se trata de estar en forma a largo plazo.

Desafía a tu fuerza

Entrenamiento efectivo

Para nosotros, desarrollar la fuerza no consiste únicamente en levantar grandes pesos, correr maratones o conseguir el mayor número de puntos. Se trata del desarrollo personal y del deseo de ir más allá de tus límites para ver hasta dónde puedes llegar.

Se trata de aceptar el reto que te espera y tomarlo como una lección.

Por lo tanto, ningún programa puede cambiar tu vida. Tienes que adaptarlo a tus propias necesidades y situación.

El ejercicio o entrenamiento regular es esencial.

Regula el flujo sanguíneo, elimina las toxinas del cuerpo y te ayuda a despejar la cabeza.

Pero si estás dispuesto a profundizar y sumergirte en la mentalidad, aprenderás mucho más sobre ti mismo y desarrollarás algo más que la fuerza física.

Según Danny, “yo incluiría también la fortaleza mental, el bienestar emocional, la compasión y la voluntad de ayudar a los demás, además de ser físicamente inquebrantable”.

Por desgracia, el futuro de la industria del fitness puede ser incierto en este momento.

Mucha gente lo ve como un lujo cuando, en realidad, debería ser un negocio esencial.

José nos cuenta:

“Aunque me entristece la devastación de la industria, me entristece más la devastación de la salud en general que estos mandatos conllevan: niños que no van a la escuela, depresión, violencia doméstica, suicidio, alcoholismo y abuso de drogas.

La gente necesita hacer ejercicio ahora más que nunca, e irónicamente, se está desalentando en nombre de la salud”.

Si estás leyendo esto, espero que tus próximos movimientos incluyan apuntarte al gimnasio, dedicar una hora más al día a aprender sobre tu salud o ser creativo con tus programas habituales para ponerte a prueba. Puede que no necesites un gimnasio para hacerlo.

Tomás añade:¡No lo desaconsejamos! De hecho, José y yo llevamos años hablando de las virtudes de hacer ejercicio sin gimnasio. ¡Así que cualquiera que piense que no puede hacer ejercicio sin gimnasio está loco! No se necesita mucho o ningún equipo para ponerse en forma”.

Si ya estás bastante en forma y no tienes problemas para hacer pull-ups, José sugiere: “Al menos diez pull-ups estrictos antes de embarcarse en el muscle-up, pero cada caso es diferente”.

Entrenar mi cuerpo para hacer el muscle-up ha cambiado por completo mi percepción de la mecánica corporal y del régimen de entrenamiento. Ha sido gratificante, y espero que tú obtengas el mismo valor o incluso más del que yo he obtenido.

Lo más importante es que te acuerdes de respirar.

Tomás dice: “Se recomienda exhalar al hacer un esfuerzo e inhalar en la fase negativa de un ejercicio”.

Los ejercicios de respiración no sólo te ayudan a activar tu núcleo, sino que también ayudan a la recuperación.

 

Valora esta entrada