Seleccionar página

Aunque tengamos una rutina bien diseñada, puede que haya días en los que nos apetezca trabajar más los brazos por motivos deportivos o estéticos. Por eso, cualquier viernes podemos realizar la rutina que os proponemos ahora en menos de 50 minutos. Eso sí, recordad estirar bien antes para que músculos y, sobre todo, codos no sufran.

Tríceps

En todos los ejercicios practicaremos tres series de 12/10/X repeticiones, aumentando el peso y teniendo en cuenta que la última serie debemos llegar al tope.

Lo mejor es comenzar con el press francés, un ejercicio duro pero muy efectivo y que aísla perfectamente los músculos. Tumbados, con al menos 1:20 minutos entre series. De ahí, en el mismo banco, pasaremos a la extensión de tríceps con mancuernas. Seguramente para la segunda serie el tríceps empezará a llamar nuestra atención. Para llevarlo al límite, lo mejor es acabar con fondos.

Bíceps

En bíceps empezaremos con el curl sentados en un banco. Es importante hacer primero un brazo y luego el otro, así como controlar el descenso. Después iremos al predicador con barra. No es cuestión de que gastemos mucha energía para levantar la primera vez y colocarnos en posición, por lo que os recomendamos pedir ayuda al monitor. Una vez acabado esto, le daremos forma al músculo con las pesas en posición martillo. Este ejercicio lo practicaremos de pie y con un pie un poco más adelantado que el otro.

Antebrazo

Para acabar de dar forma al brazo, lo mejor es practicar al menos un ejercicio de antebrazo. Os recomendamos el curl de antebrazos con agarre en supinación. Es un ejercicio duro pero que acabará por llevar los brazos hasta su límite.

Al acabar notaremos mucha fatiga en los brazos, pero también un mayor volumen que nos acompañará durante los días posteriores. Seguro que tras esta rutina muchos desean repetir.

No temas a las agujetas
4.3 (86.38%) 116 votos