Seleccionar página

Dar más tamaño a la espalda es un objetivo que no se logra a corto plazo. Aunque uno dedique gran parte de su rutina semanal a ello, el momento en el que se aprecian los cambios puede llegar meses después, pero eso sí, cuando la espalda empieza a crecer cambia la estructura del cuerpo: este se vuelve más moldeado y ofrece la apariencia de salud y fuerza que tanto gusta a la sociedad. Aquí os vamos a ofrecer unos ejercicios que podéis añadir a vuestra tabla por si queréis incluirlos o probarlos de vez en cuando.


Dominadas horizontales


Utilizar el propio cuerpo como lastre es motivador y aporta un extra a los ejercicios. De algún modo, sentimos que estamos esforzándonos más y los músculos queman más fuerte tras ellos. Para hacer este ejercicio nos vale con dos poleas o una barra fija situada a poco más de un metro de altura, dependiendo de cómo sean de largos nuestro brazos. Podemos utilizar la barra de raíles.


Nos agarramos a ella desde abajo, estiramos el cuerpo y tratamos de elevarnos hasta que nuestro pecho toque la barra. Después el descenso se hace de forma controlada. No hay que dejar caer el cuerpo. Durante el tiempo que estamos en el ejercicio solo tienen que tocar el suelo los talones.


Remo a una mano con barra


Hay que coger la barra del press de banca y situar un extremo en una esquina para que no se mueva. Después colocamos la carga de peso en la otra y nos situamos de espaldas al extremo de la esquina. Cogemos el otro extremo con una mano y tratamos de elevarla hasta que casi toque nuestro hombro.


Este es un ejercicio duro pero muy efectivo. Es importante mantener una buena postura y que nuestras piernas no se muevan, basta con un leve movimiento de cintura para compensar las elevaciones y descensos.

Dos ejercicios para dar tamaño a la espalda
4.7 (93.28%) 116 votos