Seleccionar página
Cada año, en los Estados Unidos de Norteamérica, aproximadamente 3,000 trabajadores son diagnosticados con mesotelioma, una rara forma de cáncer causada por la exposición al asbesto. Entre las víctimas de mesotelioma se encuentran personas de origen Hispano, quienes por su trabajo, estuvieron hace muchos años, expuestos al asbesto.

Para comprender bien de que se trata esta enfermedad, es importante tener claro los siguiente. El mesotelioma es una forma de cáncer que se desarrolla en los tejidos alrededor de los pulmones (la “pleura”), el abdomen (el “peritoneo”) o el corazón (el “pericardio”). El mesotelioma casi siempre es causado por la exposición al asbesto. En cambio, el cáncer del pulmón se refiere a la enfermedad maligna, pero del pulmón como tal; aunque se tiende a confundir al mesotelioma con el cáncer del pulmón, este no es el caso.

El mesotelioma es un tumor derivado de las células mesoteliales, es decir, de la células que recubren la cavidad pleural (serosa que cubre los pulmones), la peritoneal (serosa que recubre la cavidad abdominal) o la pericárdica (recubre al corazón). A continuación analizaremos las diferentes manifestaciones de esta enfermedad.

Mesotelioma de la pleura

El mesotelioma pleural, también conocido como mesotelioma de la pleura, es un tumor en los tejidos que rodean a los pulmones. La pleura es una capa de tejido muy fina que rodea a los pulmones y reviste la parte interna del pecho. A fin de proteger a los pulmones, la pleura produce una pequeña cantidad de un fluido que ayuda a recubrir a los pulmones haciendo que sus movimientos sean más uniformes durante la respiración.

Los síntomas del mesotelioma pleural pueden incluir problemas de respiración, dolores en el pecho, dolores en la espalda, dolores en las costillas, acumulación de fluidos en el tejido que recubre los pulmones, ronquera, tos con sangre, hinchazón de la cara y los brazos, debilidad muscular, parálisis y pérdida sensorial.

Mesotelioma pleural benigno (No canceroso)

El mesotelioma pleural benigno es un tumor no canceroso que no se ha esparcido por otros órganos del cuerpo. Si el tumor es grande, pudiera presionar al pulmón y ocasionar problemas de respiración y dolor.

Mesotelioma pleural maligno

El mesotelioma pleural maligno es canceroso y puede esparcirse a otras partes del cuerpo. Esta rara forma de cáncer se encuentra en el tejido pleural del pulmón. La exposición al asbesto es considerada la causa primordial del mesotelioma pleural maligno.

Mesotelioma del peritoneo

El mesotelioma del peritoneo, también conocido como cáncer del peritoneo, es un cáncer del tejido del revestimiento abdominal. Los síntomas pueden incluir: dolor estomacal, pérdida de peso, nausea, vómitos, hernias, fluido en la cavidad abdominal o una masa en el abdomen.

Una de las maneras cómo los doctores diagnostican el mesotelioma del peritoneo es observando dentro de la cavidad abdominal con un instrumento llamado peritoneoscopio. En este procedimiento, se hace un corte a través de la pared del abdomen y el aparato se introduce al abdomen. Esta prueba, llamada peritoneoscopia, se lleva a cabo, usualmente, en el hospital.

Algunos pacientes desarrollan un exceso de fluido en el abdomen. Esto se llama una efusión. El médico pudiera tomar una muestra del fluido para diagnosticar si hay mesotelioma del peritoneo. El fluido en el abdomen también puede drenarse para aliviar los síntomas del mesotelioma del peritoneo. Este procedimiento de drenaje de fluidos se conoce como “paracentesis”.

Mesotelioma del pericardio

El Mesotelioma del pericardio también se conoce como cáncer del saco de tejido que contiene al corazón.

Los síntomas pueden incluir dolor en el pecho y problemas de respiración. El tumor y/o los fluidos que se acumulan entre el corazón y el saco pueden comprimir al corazón, causando problemas de respiración. Su médico pudiera diagnosticar este tipo de cáncer usando un toraxcopio para el procedimiento llamado toracoscopía, el cual pudiese a su vez, necesitar un corte en la cavidad del pecho para remover el tumor.

Los pacientes que desarrollan una excesiva cantidad de fluido alrededor del corazón, llamada una efusión, pudieran ser diagnosticados de mesotelioma del pericardio a través de una muestra del fluido. También es posible drenar el fluido para aliviar los síntomas del mesotelioma del pericardio. El proceso de drenaje de esos fluidos es conocido como pericardiocéntesis.

Síntomas del Mesotelioma

A continuación algunos de los síntomas que de presentarlos deberíamos consultar a nuestro médico, según el tipo de manifestación de la enfermedad.

Pleural

Los síntomas del mesotelioma pleural pueden incluir problemas de respiración, dolores en el pecho, dolores en la espalda, dolor en las costillas, acumulación de fluidos en el tejido que recubre los pulmones, ronquera, tos con sangre, hinchazón de la cara y los brazos, debilidad muscular, parálisis y pérdida sensorial.

Peritoneal

Los síntomas pueden incluir: dolor estomacal, pérdida de peso, nausea, vómitos, hernias, fluido en la cavidad abdominal o una masa en el abdomen.

Del Pericardio

Los síntomas pueden incluir dolor en el pecho y problemas de respiración. El tumor y/o los fluidos que se acumulan entre el corazón y el saco pueden comprimir al corazón, causando los síntomas mencionados.

Diagnostico del Mesotelioma

El diagnostico del mesotelioma implica la revisión del historial médico del paciente, radiografías del tórax o del abdomen, de un exámen físico completo y de un examen cuidadoso de las funciones del pulmón. La exploración de Resonancia Magnética (MRI) o de Tomografía Computarizada (CT), también podrían realizarse para diagnosticar mesotelioma. Si estas pruebas dan cualquier indicación de mesotelioma, la biopsia es esencial para confirmar este diagnostico. La biopsia del tejido fino o una citología del líquido es esencial para el diagnostico definitivo del mesotelioma.

Los métodos generalmente empleados para diagnosticar el mesotelioma son:

  • Tomografía Computarizada de tórax (CT)
  • Radiografía de tórax
  • Citología del líquido pleural
  • Biopsia de pulmón a cielo abierto
  • Resonancia Magnética (MRI)

Tratamiento para el mesotelioma

El tratamiento para el mesotelioma depende de la edad del paciente, de la salud general y de la etapa de la enfermedad. Los tratamientos más comunes del mesotelioma incluyen la radiación, la cirugía y la quimioterapia. Los doctores pueden emplear una combinación de terapias cirugía, radiación y quimioterapia, durante las primeras etapas de mesotelioma. Los investigadores están trabajando diligentemente para probar y para desarrollar tratamientos eficaces para esta enfermedad. Discuta los resultados clínicos con su médico antes de comenzar el tratamiento.

Los resultados del tratamiento para el mesotelioma maligno han sido desalentadores. Cuando esta afección se descubre en forma temprana, la práctica de una cirugía puede llevar a la curación. Así mismo, la quimioterapia y la radioterapia pueden ayudar a incrementar las posibilidades de curación después de la cirugía.

Datos sobre la mesotelioma

Cuando la enfermedad está demasiado avanzada para practicar una cirugía, se puede utilizar quimioterapia o radioterapia para reducir los síntomas, pero generalmente la cura no es posible.

Un estudio llevado a cabo en 2002 mostró que un régimen de quimioterapia de dos medicamentos, cisplatino y pemetrexed, parece ser prometedor en el mejoramiento de la tasa de supervivencia y la disminución de los síntomas. Otros medicamentos quimioterapéuticos nuevos y combinaciones de medicamentos gradualmente están mejorando el tratamiento del mesotelioma maligno. Se recomienda entonces considerar la posibilidad de participar en un estudio clínico (prueba de nuevos tratamientos) que puede darle a la persona opciones de tratamiento adicionales.

El tratamiento de soporte, como el alivio del dolor y el oxígeno, también pueden ayudar a aliviar los síntomas.

Materiales de trabajo que contienen asbesto

La mayoría de los materiales aislantes utilizados antes de la década del 70 contienen asbesto. Muchos otros materiales utilizados actualmente para la construcción también tienen asbesto.

Algunos de los productos más comunes donde se utiliza es:

  • Aislamiento para tuberías
  • Aislamiento para calderas
  • Cementos, plásticos, compuestos para la construcción que generan mucho polvo antes de ser mezclados con agua
  • Productos químicos en aerosol (selladores, etc.)
  • Ladrillos intumescentes y el concreto utilizado para aislar hornos, grandes calderas y navíos
  • Materiales para azoteas, pisos y tejas de techo
  • Materias textiles termo resistentes, envases, empaquetaduras y revestimientos
  • Productos de fricción (embrague de automóviles, frenos, componentes de la transmisión)
  • Cierto tipo de pinturas
  • Solventes en aerosol

Las personas más expuestas al asbesto son:

  • quienes instalan materiales aislantes
  • quienes construyen calderas
  • plomeros, colocadores y soldadores de tuberías
  • quienes trabajan con aerosoles ignífugos en el acero
  • trabajadores de astilleros y personal de marina
  • electricistas y mecánicos
  • albañiles, carpinteros y trabajadores de edificios
  • metalúrgicos y operarios de refinerías

Las industrias en general están bastante expuestas. Pero los lugares típicos de exposición prolongada a los asbestos son astilleros, refinerías, plantas de celulosas, fundiciones, centrales eléctricas y obras en construcción.

¿Cómo prevenir el mesotelioma?

La prevención es ciertamente mejor que la curación. Usted puede prevenir mesotelioma siendo precavido al evitar la exposición al asbesto. La exposición leve al asbesto también podría causar problemas. Es difícil evitar completamente la exposición al asbesto pues este se emplea para fabricar diversos productos. Use las máscaras y ropa protectoras si usted no puede evitar la exposición al asbesto. Si su lugar de trabajo le expone al asbesto, cambie de ropa antes de ir a casa.

Avances

Aunque hasta hace unos 6 ó 7 años se consideraba a esta enfermedad incurable y mortal, ha habido casos recientes donde personas con exposiciones de 30 años o más al asbesto y que desarrollaron la enfermedad, y luego de un estricto tratamiento médico se han curado y hoy llevan una vida plena.

Datos sobre la mesotelioma
5 (100%) 1 voto