Seleccionar página

“Las frutas y verduras congeladas tienen más vitaminas que las frescas”. Seguramente ha escuchado esta afirmación antes, pero, ¿hay algo de verdad en ella? Hemos mirado más de cerca las frutas y verduras y esto es lo que hemos aprendido.

Fresco o congelado – ¿qué es más saludable?

Lo fresco no siempre es tan fresco

¿Hay algo mejor que las frutas y verduras frescas? Pero sólo porque no esté congelada, no significa que sea fresca. Las frutas y verduras a menudo tienen que ser transportadas largas distancias desde el campo hasta el supermercado. Esto es particularmente dañino para las vitaminas sensibles como la vitamina C (que se encuentra en los pimientos, las judías verdes, el brócoli, la coliflor, las espinacas y los cítricos). Las malas condiciones de temperatura y luz combinadas con la exposición al oxígeno provocan una rápida pérdida de vitamina C.

¿Lo sabías?

Las frutas y verduras almacenadas a temperatura ambiente pierden hasta el 20% de su contenido de vitamina C cada día; en el refrigerador es mucho menos. El contenido de fibra y minerales (por ejemplo, hierro) se mantiene estable y no disminuye después de un almacenamiento o una cocción más larga.(1)

Compre frutas y verduras frescas en su mercado local y busque productos de temporada.

La comida congelada puede ser una buena alternativa

Cuando las frutas y verduras se cosechan para ser congeladas, se recogen cuando están maduras y se congelan inmediatamente. Esto reduce la pérdida de nutrientes. Si no comes frutas y verduras rápidamente después de comprarlas, debes optar por el congelado. Los alimentos congelados tienen más vitaminas y minerales que los productos frescos que se han almacenado a temperatura ambiente o en la nevera. Un estudio confirma que los alimentos ricos en vitamina C, como el brócoli o las judías verdes, son especialmente sensibles a la pérdida de su valor nutritivo(2)

Otro estudio demostró que el contenido de antioxidantes en los arándanos congelados era incluso mayor que el de los arándanos frescos después de tres semanas.(3) Una cadena de frío ininterrumpida es clave en los alimentos congelados. Eso significa que debes llevar los productos a casa desde el supermercado lo más rápido posible, preferiblemente en una bolsa aislada.

Presta atención a cómo se procesan las frutas y verduras

El contenido de vitaminas y minerales de las frutas y verduras en el momento del consumo depende de cómo se procesaron. Cocinar al vapor o guisar las verduras es mejor que hervirlas. También puedes comerlas crudas en una ensalada crujiente.

Otra opción es la de fermentar algunos tipos de vegetales (por ejemplo, para el chucrut o el kimchi). Los alimentos fermentados se conservan de forma que pueden ser incluso más nutritivos que los frescos.

La fruta se suele comer fresca de todos modos. Si quieres comer frutas de temporada como cerezas, melocotones o peras durante todo el año, puedes hacer conservas. No habrá una gran pérdida de vitaminas, pero ten en cuenta que las conservas de frutas no se conservan para siempre. Asegúrate de usarlas en el plazo de un año. Los frascos deben ser almacenados en un lugar fresco, seco y oscuro y deben tener un sello hermético.

 

Para llevar

Una dieta equilibrada debe incluir frutas y verduras frescas Y congeladas. Preste atención a la temporada y a la región de cultivo con productos frescos. Intente evitar las largas rutas de transporte durante las cuales se pierden nutrientes. Sin embargo, tenga en cuenta que las comidas preparadas con verduras congeladas suelen contener mucha grasa, sal e incluso azúcar. Lea siempre la lista de ingredientes antes de comprar alimentos congelados.

 

¿Congelado o fresco? ¿Cuándo tienen más vitaminas las frutas y verduras?
5 (100%) 75 votos