Seleccionar página

Uno de los errores en los que acostumbran a caer los que comienzan en el gimnasio es el querer parecerse a sus ídolos y seguir las rutinas y dietas que ellos afirman llevar. Querer tener el cuerpo y los músculos de Hugh Jackman o Chritian Bale no es malo, puede ser la motivación que necesiten muchos a la hora de levantar pesas, pero es irreal pensar que uno se puede parecer a ellos solo por seguir sus rutinas.

¿Quieres ser X? Apúntate su rutina.

Artículos como estos se publican continuamente en revistas deportivas o de moda. Se anuncian en portada y te invitan a convertirte en alguien o a tener sus abdominales. Esta clase de artículos son interesantes, a muchos nos sirven para descubrir nuevos ejercicios o probar fórmulas en la rutina. También gusta saber qué alimentos consumen en las distintas fases o los suplementos deportivos que toman.

¿Por qué no seremos ellos?

Esto es más polémico. Lo primero es que nuestro metabolismo no es el mismo, una vez llegados a cierto nivel, nuestro cuerpo responde de forma distinta. Si tal famoso necesita tres ejercicios de bíceps a la semana, puede que tu necesites algunos más y, en cambio, menos de pierna. Además, estaría bien preguntarse hasta qué punto es real lo que anuncian, puede que la información esté sesgada. También debes saber que tras ellos hay un equipo que se encarga de corregir y avanzar semana a semana. En cambio, tú te verás solo con una revista.

Sé tú mismo y pide ayuda.

Cuando comiences, te recomendamos que pidas una rutina al monitor del gimnasio. Cuéntale cuáles son tus objetivos y él te ayudará. Busca información, pide consejo y aprende a hacerte una dieta adecuada para tus necesidades, y lo mismo con los complementos deportivos. Si eres responsable y constante con el ejercicio y la alimentación, conseguirás tus objetivos.

Busca ser tu mejor versión
4.6 (92.8%) 200 votos